Martha Huerta

Martha Huerta

Columnista

Cierre de año, cierre de ciclos

19 Diciembre 2017

Antes de hacer tu lista de propósitos para el siguiente año, asegúrate de trabajar en todo lo que dejaste inconcluso durante el 2017

 

Por Martha Huerta

Mucho se habla de cómo iniciar el año, intencionar propósitos, etcétera...  pero poco se habla de cómo darle clausura al año en curso, cómo despedir y honrar todo el aprendizaje. Si este 2017 estuvo lleno de retos, desafíos, obstáculos… junto con ello, si observamos bien, viene un cúmulo de aprendizaje que pudiéramos convertir en sabiduría y por lo tanto en crecimiento exponencial.

Todo lo que nos ocurre en el día a día, nos ocurre por una poderosa razón, algo estamos dejando de ver y la vida se encarga de hacérnoslo saber por medio de experiencias, la mayoría poco placenteras, esto porque nos negamos a aceptar que tenemos trabajo pendiente. Somos expertos en eludir la responsabilidad de lo que nos toca, nos escondemos detrás de los pretextos y las excusas, el otro siempre ha tenido y tendrá la culpa y así al eludir la responsabilidad también estamos alejando el aprendizaje y pidiendo a gritos a la vida que nos vuelva a presentar el mismo desafío otra vez pero ahora más grande, hasta que no nos quede más que aceptar y trabajar en nuestro interior.

Para dar clausura con el pie derecho a un año desafiante, es importante hacer un análisis de todo lo vivido a manera de reflexión, cuáles fueron mis más grandes obstáculos que transcurrieron durante el año, cuál fue mi actitud ante ellos, que me querían enseñar y si en verdad aprendí mi lección o lo oculté bajo el tapete de la entrada. Tal vez puedes engañar al resto o creer que te engañas a ti mismo, pero la vida en su sabiduría máxima siempre volverá a presentarte los mismos retos que no quisiste aprender días, meses, años atrás.  Aprovecha este año para trabajar en todo aquello que el 2017 quería que aprendieras, para intencionar un 2018 increíble. Nada va a cambiar hasta que hagas frente a todo el trabajo interno que tienes pendiente.

Antes de hacer tu lista de propósitos para el siguiente año, asegúrate de trabajar en todo lo que dejaste inconcluso durante el 2017.

-          Perdónate y Perdona: empecemos por nosotros mismos, somos 100% responsables de todo lo que nos ocurre, aunque la situación sea injusta, el perdón es un acto de amor propio, si lo haces desde el corazón, es liberador.

-          Agradece: Una verdadera actitud de agradecimiento ante la vida lo cambia todo. Piensa en todas las personas que formaron parte de tu año y mentalmente envíales gratitud, por todo lo bueno y por todo lo negativo también, pues te hicieron crecer.

-          Haz limpia: ordena tus espacios de objetos que ya no son necesarios en tu vida, los puedes donar a alguna institución que les pueda hacer falta, es importante hacer una depuración de nuestro espacio físico, agradecer lo que se va y abrir espacio a lo nuevo que viene a tu vida.

Limpia tu bandeja de entrada de tu correo, sigue a personas que te inspiren en las redes sociales y deja atrás aquellas que aporten material tóxico, aplica también en la vida diaria.

Deja fluir tus emociones, conecta con ellas y déjalas ir apropiadamente, para ello es importante la meditación diaria, la escritura y el acercarte a terapeutas profesionales.

-          Conéctate contigo mismo: Sal a dar un paseo descalzo de preferencia, haciendo introspección de cómo han sido estos últimos 365 días, medita 5 minutos diarios conectando con tu respiración, ¡Es liberador!

-          Ponte en Acción: Haz una lista de todos los pendientes por más grandes o insignificantes que estos sean y abre espacio y tiempo para darles clausura, no dejes nada pendiente, este año es su año.

-          Deja la queja atrás: Importante para clausurar este año como se debe, la queja solo nos limita y nos resta el poder de actuar, cuando nos quejamos concedemos el poder que nosotros tenemos para hacer los cambios necesarios al exterior, empodérate y haz que las cosas sucedan.

-          Respeta tu cuerpo: en esta temporada los excesos son socialmente aceptados, el alimentarte sanamente te ayudará a pensar con mayor claridad y a recuperar tu energía y salud, disfruta de los platillos que esta temporada ofrece pero sin excederte, calidad en lugar de cantidad.

 

Te sentirás más libre, con mejor humor y mayor energía, todo lo que soltemos nos ayudará a sentirnos más livianos. Antes de dar un paso en el 2018 asegúrate de dejar todo en orden física, emocional y espiritualmente. Ahora es el momento de poner en la balanza nuestra vida, de reflexionar en todo aquello que no nos gusta y lo que no está funcionando y darnos la oportunidad de hacer las cosas diferentes. Te mereces una gran vida, y para ello es importante dar cierre a este año como se merece.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.