Ágora Fiscal

Ágora Fiscal

Omar Contreras Borbón

Reforma Fiscal de Trump, batalla final contra México

16 Noviembre 2017

Por: Omar Contreras Borbón

México enfrenta serias dificultades. Si creemos que la renegociación del TLCAN y el eventual abandono de Estados Unidos al tratado no afectará nuestro crecimiento, sin duda, la reforma fiscal de Donald Trump si lo hará.

La propuesta de reforma fiscal presentada al Congreso de los Estados Unidos, a punto de aprobarse en la Comisión de Medios y Arbitrios, pretende elevar la competitividad mediante la reducción de impuestos para atraer y mantener inversiones en Estados Unidos y repatriar los capitales foráneos, como los que muchos empresarios estadounidenses mantienen en México.

El plan que enarbolan los republicanos pretende la reforma al Código tributario, con el que las personas físicas se beneficiarían por una reducción de impuestos a los salarios, las inversiones y los ingresos comerciales; la propuesta pretende ampliar la base de contribuyentes y simplificar el Código impositivo. En términos generales la propuesta plantea un recorte a las tasas impositivas de millones de estadounidenses pero no para quienes están en el extremo más alto de la escala, a ellos se les mantendrá la tasa máxima de 39.6%. Para las empresas plantean la reducción de la tasa corporativa de 35 a 20 por ciento.

Por otro lado, el plan fiscal limita la deducción fiscal de interés de las hipotecas en viviendas a los primeros 500 mil dólares del crédito, en lugar del límite actual de un millón de dólares. Impone también un tope de 10 mil dólares a la deducción de impuestos sobre vivienda.

Elimina además el crédito fiscal federal de 7 mil 500 dólares para compradores de vehículos eléctricos, la propuesta terminará con el subsidio que actualmente tienen este tipo de vehículos del que gozaban los estadounideneses.

Se pretende reducir el impuesto a las sucesiones, para que en los próximos 6 años los estadounidenses que reciban herencias exenten impuestos, lo que incentiva el mantener el patrimonio obtenido por herencia en suelo estadounidense.

Existe una cláusula que permitirá a empresas multinacionales repatriar las ganancias obtenidas en el extranjero con una tasa impositiva única del 12.5 por ciento, en lugar del 35 por ciento actual, y con mecanismos para que el capital sea invertido de manera productiva en Estados Unidos.

Estas medidas pretenden terminar con el incentivo de generar esquemas legales para evitar el pago de impuestos, como los off shore, en paraísos fiscales, en donde existe una mínima carga tributaria a los ingresos y normar que limitan el intercambio de información. Cifras oficiales estiman que compañías estadounidenses mantienen cerca de 2.6 billones de dólares fuera de los Estados Unidos con el fin de evadir la tasa del 35 por ciento sobre sus ganancias.

Con estas ideas, de acuerdo a análisis económicos, el PIB a largo plazo podría alcanzar el 3.9% de crecimiento, los salarios crecerían hasta en un 3.1% y se podrían generar hasta 975 mil empleos de tiempo completo. Cifras nada menospreciables para el gobierno de Donald Trump que hasta la fecha no ha dado resultados en ningún ámbito.

De aprobarse esta reforma fiscal, Estados Unidos se convertiría en un paraíso fiscal según nuestra Ley del Impuesto Sobre la Renta, pues México considera Régimen Fiscal Preferente a los países que gravan ingresos con un ISR menor al 75% del que pagaría en México, es decir un ISR menor al 26.5%, en Estados Unidos con esta reforma se pagaría el 20%.

Si bien, los costos de operación, el costo y la calidad de la mano de obra, la ubicación, el acceso al comercio exterior, son incentivos para mantener capitales a México; los inversionistas empezarán a sacar cuentas y poner en la balanza los costos de mantenerse fuera de su país, o bien, retornarlos aprovechando los incentivos económicos y fiscales. Ocurre en un momento en donde México no podrá, en el corto plazo, ofrecer incentivos y beneficios adicionales para atraer o mantener capitales externos, ¿una reforma que disminuya impuestos en México?: no en el corto plazo. La batalla en el terreno impositivo está perdida, mejor no compitamos en el terreno tributario.

El autor es Maestro en Derecho Fiscal, socio y fundador del Despacho Intellex: Soluciones Fiscales.

omar.borbon@gmail.com

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.