Piden justicia por asesinado en celda; familia señala inconsistencias

por: Agencias - 3 Febrero 2018, 10:59 am
Hermosillo (Periódico Entorno).- Llanto y gritos que clamaban por justicia se escucharon ayer en el panteón Municipal durante el sepelio de Francisco Javier, quien fue asesinado la noche del lunes mientras estaba detenido en una celda de la Comandancia de Policía de la Zona Centro.
 
Alrededor de las 12:30 horas el cortejo fúnebre arribó al camposanto situado en bulevar Antonio Quiroga y se desplazó hasta la parte del fondo, la que colinda con el bulevar Agustín del Campo.
 
Posteriormente el féretro metálico en colores azul y café, fue bajado de la carroza y permaneció algunos minutos en una de las pequeñas calles del lugar, para que familiares y amigos se despidieran por última vez de “El Chico”.
 
Según las autoridades Francisco Javier fue asesinado por un compañero de celda, que lo asfixió, supuestamente por viejas rencillas.
 
Intenso clamor
 
Previo al traslado de la caja hasta la gaveta, los gritos de Doña Loly se escucharon en todo el cementerio, la mujer entre llanto gritaba: “Mi hijo lindo, queremos venganza, que se haga justicia…ay no mi niño, qué dolor tan grande me has dejado…a mi hijo me lo mataron y yo lo quería”.
 
El hombre de 34 años, que a decir de sus familiares cercanos padecía de sus facultades mentales, fue sepultado alrededor de las 13:15 horas.
 
Piden justicia
 
La forma en que murió Francisco Javier deja mucho que desear por parte de los elementos de la Policía Municipal que estaban laborando en el área de celdas la noche del lunes, mencionó una hermana del fallecido.
 
La mujer indicó que es inconcebible que si su hermano había sido atacado en varias ocasiones antes de ser asesinado, no lo hayan protegido o cambiado de celda.
 
“Queremos ver la filmación de las cámaras de la Centro, pero el juez calificador nos dijo que no hay cámaras en el lugar”, señaló.
 
Cuando detuvieron a Francisco Javier se les hizo saber a los policías que no estaban bien de sus facultades, que no se lo llevaran, pero éstos dijeron que si lo querían reclamar que acudieran a la comandancia situada en calles Nuevo León y Benito Juárez.
 
“El Chico” regresó a casa, pero muerto
 
El día que detuvieron a “El Chico” en calles de la colonia Amapolas, su hermano pensó en ir inmediatamente a reclamarlo pero no traía dinero ni para pagar el camión, recordó la hermana.
“Luego pensó, lo bueno es que mañana lo dejarán libre”, pero eso nunca pasó, cuando regresó a casa fue ya muerto, resaltó.
 
La joven resaltó que lo único que piden es que no haya irregularidades, que no se oculte nada y tener acceso a ver las filmaciones de seguridad, además de la penalización del agente que estaba como carcelero o llavero cuando sucedió el homicidio.
 
Notifican tarde
 
Francisco Javier fue asesinado la noche del lunes, alrededor de las 10:20 horas pero a su familia le notificaron el deceso hasta el miércoles próximo, durante la mañana, destacó un tío de éste.
 
“Eran alrededor de las 08:30 horas cuando llegaron los policías a la casa de la mamá de Francisco Javier a informarle que éste estaba muerto, y ahí entré yo a apoyar, yo me encargue de identificarlo en el Servicio Médico Forense”, destacó.
 
Para Efraín, el tío, a Francisco Javier lo molieron a golpes antes de fallecer, en base a lo que vio cuando se lo mostraron en la plancha de la morgue.
 
“Tenía demasiados golpes en el rostro, y en la parte trasera del cráneo, al parecer le fracturaron los huesos del rostro y luego dicen que lo asfixiaron con un pañuelo, pero ¿cómo es posible? si al detenido le quitan todos los objetos que pudiera utilizar para dañarse o causar daño”, reveló.
 
Al cuerpo se le notaban hematomas en el rostro y en otras partes, entre ellas las manos; fue entregado a sus familiares hasta la noche del miércoles, dijo.
 
“Si dicen que había sido detenido en más de 50 ocasiones, ¿cómo es posible que no supieran el domicilio para notificar luego por lo menos?, hay algo muy raro en todo esto y nadie ha querido dar explicaciones”, destacó.
 
Sobre la situación del homicida nada más han informado que está detenido, pero ya le cambiaron el nombre de Edgardo a Eduardo, hay muchas inconsistencias, además Francisco Javier no era el tipo de persona que se dejaría asfixiar, puntualizó.
 
Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.